Barrio de Las Letras

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

El de las Letras es uno de esos barrios de Madrid que se han ganado tal título por la costumbre popular, pero administrativamente no existen.

Por ello sus límites no están bien definidos, aunque se suelen aceptar la Carrera de San Jerónimo, paseo del Prado y las calles Atocha y Carretas.

El nombre se debe a la cantidad y calidad de grandes literatos que lo han habitado, sobre todo en el Siglo de Oro. Aquí vivieron Lope de Vega, Góngora, Quevedo, Cervantes y un largo etc. de escritores.

En la actualidad la cultura no está ausente del barrio, en sus límites está el Museo Reina Sofía, el Ateneo y Caixaforum. Su oferta de ocio es amplia, destacando en bares y restaurantes las calles de Huertas, Ventura de la Vega y Echegaray, así como la plaza de Santa Ana.

Te puede interesar: 
Share

Paseo del Prado

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

Paseo del Prado. El paseo del arte.

Antigua vaguada por la que discurría el arroyo de la Castellana, es ahora el principal eje museístico de la capital. Discurre entre la Plaza de Cibeles y la Glorieta del Emperador Carlos V; en él o en sus inmediaciones se encuentran los tres principales museos de Madrid, el Reina Sofía, el del Prado y el Thyssen- Borznemisza, además del Real Jardín Botánico, Caixaforum y el Museo Naval.

Te puede interesar: 
Share

Lope de Vega en el Barrio de las Letras

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

En el 11 de la calle Cervantes, está la Casa Museo de Lope de Vega, en el mismo edificio en que él habitó desde 1610 hasta su muerte en 1635. Está enterrado en la cercana iglesia de San Sebastián, en la calle Atocha.

Share

Góngora y Quevedo en el Barrio de Las Letras

Publicado: 

1/12/2016

Quevedo vivió en la calle de Quevedo (antes del Niño) esquina con la de Lope de Vega, justo enfrente del convento donde está enterrado Cervantes. Su máximo rival, Góngora vivía en esta casa cuando Quevedo la compró y le expulsó de ella, acrecentando así su enemistad.

Share

Cervantes en el Barrio de Las Letras

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

En la calle Cervantes (antes de Francos), esquina con la de León hay una placa dedicada al autor del Quijote en el lugar donde murió la noche del 22 de abril de 1616, la casa no es la original, ya que esta fue víctima de la especulación urbanística en 1833, pese a la protesta de Mesonero Romanos y un tímido intento de Fernando VII por paralizar el derribo.

También vivió en el número 18 de la calle Huertas, pero tampoco se conserva el edificio. Sí se conserva el lugar donde se imprimieron por primera vez las dos partes del Quijote, en la calle Atocha número 87; actualmente el edificio lo ocupa la Sociedad Cervantina y se puede ver una réplica de una imprenta del siglo XVII.

Fue enterrado en el Convento de las Trinitarias, en el 18 de la calle de Lope de Vega, en el lugar que ahora ocupa el monasterio de San Ildefonso y San Juan de la Mata. Actualmente está muy avanzado el proceso para identificar sus restos.

Share

El Ateneo Científico y Literario

Publicado: 

1/12/2016

El Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid.

En 1835 un grupo de intelectuales liberales (de los de antes) funda el Ateneo Científico y Literario (lo de artístico se añade más tarde), entre cuyos objetivos está favorecer la libre discusión de ideas, tras pasar por diversas sedes en 1884 pasó a la actual, en la calle Prado, 21 en el Barrio de las Letras.

El Duque de Rivas fue su primer presidente, entre sus sucesores citaremos a Azaña, Cánovas del Castillo, Valle- Inclán, Unamuno, Menéndez Pidal, Marañón. Siempre elegidos por los socios, excepto durante las dictaduras de Primo de Rivera y Franco, en las que personas dóciles fueron impuestos por el gobierno.

Te puede interesar: 
Share

Calle Huertas de Madrid

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

La calle Huertas discurre desde la Plaza del Ángel hasta el Paseo del Prado.

 Es una de las calles con más sabor literario de Madrid y se encuentra en pleno Barrio de las Letras. En ella y en sus proximidades, vivieron gran cantidad de escritores. En su inicio se encuentra la parte trasera de la Iglesia de San Sebastián, llena de recuerdos literarios. Allí contrajeron matrimonio algunos ilustres escritores como el eterno poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer o el genial dramaturgo Don Ramón del Valle-Inclán.

Un singular palacio, uno de los más hermosos del Madrid del siglo XVIII, ocupa la esquina con la calle del Príncipe, que hoy es sede de la Cámara de Comercio e Industria de Madrid. Hacia la mitad de la calle nos tropezamos con un el lateral del edificio señorial de la Academia de la Historia. Frente a él se encuentra el sobrio y largo muro del viejo Convento de las Trinitarias. Ambos edificios confieren a la calle un cierto sabor a otras épocas que se confunde con el bullicio de pubs y bares musicales que jalonan la calle.

Por el día, varias y distinguidas tiendas de antigüedades abren sus puertas al visitante. También alguna librería de viejo y de nuevo, así como algún afamado restaurante. Al caer la noche, Huertas se convierte en una de las zonas de ocio nocturno más solicitadas y con más encanto del viejo y sin embargo actual Madrid.

Te puede interesar: 
Share

Plaza de Santa Ana

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

Una de las plazas con las que José I Bonaparte racionalizó un poco la ciudad, para su construcción se derribó el monasterio de Santa Ana.

Es una plaza rectangular flanqueada por el Teatro Español y el Hotel Reina Victoria, con poca circulación y una amplia zona para transeúntes en el centro. Actualmente la plaza es un lugar frecuentado por turistas y madrileños por ser una plaza amplia y bien surtida de terrazas y bares y cercana a las calles Huertas, de mucho beber y Ventura de la Vega y Echegaray, de buen comer.

Te puede interesar: 
Share

Teatro Español

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

Con más de 400 años de historia, el Teatro Español ha sufrido infinidad de reformas varios incendios y hasta un intento de las autoridades locales de derribarlo, evitado gracias a una campaña popular para salvarlo.

La fachada actual, de 1807, es obra del arquitecto neoclásico Juan de Villanueva, que reconstruyó el teatro tras el incendio de 1802. El edificio es propiedad municipal y existe la posibilidad de realizar una visita guiada. Está situado en la plaza de Santa Ana. En la actualidad tiene dos salas de representación y dos más en Matadero Madrid.

Te puede interesar: 
Share

El Mercado de las Ranas

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

El Mercado de las Ranas se celebra cada primer sábado de mes en el Barrio de las Letras. Los establecimientos comerciales y hosteleros del barrio sacan estos días sus mejores productos a la calle y convierten sus calles en un animado mercado al aire libre. El nombre se debe a que el antiguo nombre de la calle Lope de Vega era Cantarranas, ya que estos batracios abundaban en las huertas lindantes. Pese a haberse iniciado en 2012, este mercado se está convirtiendo en una tradición madrileña y una atracción turística.

Te puede interesar: 
Share

Carrera de San Jerónimo y Plaza de las Cortes

Publicado: 

1/12/2016

La calle discurre desde la Puerta del Sol hasta la plaza de las Cortes, donde se abre al encontrarse con el Paseo del Prado; es el límite entre los barrios de Cortes y de las Letras.

Su edificio más conocido es el Palacio del Congreso, sede del poder legislativo español. También destaca el hotel Palace, el primer edificio de hormigón armado de Madrid y el hotel Urban del siglo XXI. Dos famosos comercios vienen de antiguo, el restaurante Lhardy, de 1839 y la confitería Casa Mira, famosa por su turrón artesano.

Te puede interesar: 
Share

La Fuente de Cibeles

Publicado: 

1/12/2016

Quizá el monumento más emblemático de Madrid, la fuente de la Cibeles es una de las tres fuentes inspiradas en la mitología que proyectó Ventura de la Vega para el salón del Prado.

Fue terminada en 1782. Representa a la diosa Cibeles montada en un carro tirado por dos leones, el agua sale por encima de los leones. Está situada en la plaza de Cibeles y es el lugar preferido por la hinchada del Real Madrid para celebrar sus triunfos deportivos.

Te puede interesar: 
Share

La Fuente de Neptuno

Publicado: 

Actualizado 1/12/2016

Situada en la plaza de Cánovas del Castillo, en el centro del Paseo del Prado, es una de las tres que diseñó Ventura Rodríguez en el siglo XVIII para adornar el Salón (hoy Paseo) del Prado. Cibeles y Apolo.

Se trata de una figura de Neptuno, dios de las aguas, con el tridente en una mano y una culebra enroscada en la otra, montado en un carro compuesto por una concha tirada por dos hipocampos (mitad caballos, mitad peces).

Alrededor de esta fuente celebra la afición del Atlético de Madrid sus hazañas.

Te puede interesar: 
Share