La Virgen de la Paloma, las fiestas más castizas de Madrid

Agosto es uno de los meses más festivos de Madrid. Y las Fiestas de la Paloma son las más famosas, no sólo de su barrio sino también de toda la ciudad. La Virgen de la Paloma es por lo extendido de su devoción, la Patrona real del pueblo madrileño, en contraste con la Patrona oficial de Madrid, es decir, con la Virgen de la Almudena.

Los últimos años han visto resurgir las 'Fiestas de la Paloma', las cadenetas han vuelto a las calles y a los patios del barrio, los bares sacan sus mostradores y mesas a las calles, muchos vecinos han reanudado la costumbre de vestirse de chulapos y el número de personas que acompañan a la Virgen, en la procesión ha crecido y crece, hasta hacer imposible conseguir una flor de la carroza.

La masiva asistencia, ha permitido programar numerosos actos durante los días que duran las fiestas, y a los que asisten todos los madrileños que por esas fechas se encuentran en Madrid, acompañados en muchos casos por los nuevos vecinos, provenientes de lejanas tierras y deseosos de divertirse participando activamente en la fiesta.

Podemos decir que las 'Fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma', agrupadas e impulsadas en la década de 1980 por el alcalde de Madrid de por aquel entonces, D. Enrique Tierno Galván, son hoy por hoy una de las fiestas madrileñas más en auge, y con más participación del vecindario, lo que hace, sin duda, que sean las fiestas más sentidas como propias y por tanto más queridas por sus vecinos.

Share

Formulario de contacto para anunciantes