Arturo Barea un rebelde en busca de una forja

Arturo Barea Ogazón nació en Madrid en 1897 en el seno de una humilde familia urbana. Su madre era una lavandera y asistenta que quedó viuda a poco de nacer él, por ello tuvo que trabajar desde muy joven para ayudar a su familia y entre otros oficios ejerció de administrativo en un banco.

Más tarde, cumplió su Servicio Militar en Ceuta en plena Campaña del Rif.

Autodidacta, desde muy joven sintió una clara conciencia social, lo que le llevo a tener una marcada ideología de izquierdas, sin llegar a militar en algún partido político concreto.

Ejerció de periodista durante la Guerra Civil y también fue jefe de censura de prensa de corresponsales extranjeros en el Madrid sitiado.

En plena guerra publicó un libro de cuentos donde narra los bombardeos que sufría Madrid y el terror de la población ante ellos, tenia por título 'Valor y miedo'. Como simple curiosidad, podemos comentar que en uno de ellos narra los bombardeos que sufrió Vallecas en los primeros meses del cerco de Madrid por las tropas franquistas.

Tras la Guerra Civil y después de casarse con la periodista austriaca Ilse Kulcsar, marcha a Londres en un largo exilio del que jamas retornaría.

En Londres trabajó como periodista y crítico literario para la radio, la BBC, en sus programas especiales en castellano radiados para América Latina.

Arturo Barea solicitó y obtuvo la nacionalidad inglesa, para tener una mejor forma de sobrevivir en el duro exilio.

Entre 1941 y 1946 apareció la versión inglesa de la trilogía de carácter autobiográfico 'La Forja de un Rebelde', compuesta por 'La Forja', 'La Ruta' y 'La Llama'.

Aunque 'La Forja de un Rebelde' fue publicada en español en 1951, en Argentina, no se publicó en España hasta 1978, ya en plena Democracia, por la Editorial Turner.

En 1990, Televisión Española emitió una serie basada en 'La forja de un rebelde', con adaptación televisiva de Juan Antonio Porto y dirección de Mario Camus. Es la serie más cara rodada por TVE y en ella destacaba el concienzudo recreamiento histórico de los escenarios.

Esta trilogía es una autobiografía en la que Barea describe la España de las cuatro primeras décadas del siglo veinte o, mejor, la vida de un modesto personaje madrileño y sus afanes y dificultades frente a la dura supervivencia. En ella se retrata tanto lo colectivo como lo individual, con un estilo pleno de fuerza, que le da la riqueza experimental de narrar lo vivido anteriormente. Sin duda nos encontramos ante una de las mejores novelas que han retratado Madrid desde el principio del siglo veinte hasta el asedio vivido por la capital durante la Guerra Civil, sin olvidar la descripción de la terrible Guerra de Marruecos, poco tratada en la narrativa española.

En 1952 apareció en inglés y luego, en 1955, en español la novela 'La raíz rota', que trata sobre el regreso de un exiliado y las dificultades de la readaptación a su país de origen.

Escribió también algunos ensayos como 'Lorca, el poeta y su pueblo' (1944) o 'Unamuno' (1952).

Arturo Barea Ogazón murió en Londres en 1957, después de casi 20 años de exilio, del que nunca volvió pues descansa en una tumba en Oxfordshire (Reino Unido).

Tras su muerte se publicó, en 1960, 'El centro de la pista', libro que reúne una serie de relatos dispersos, de carácter menor, ya publicados anteriormente.

Posteriormente, en el año 2000, el ensayista inglés Nigel Townson y la Editorial Debate publicaron dos volúmenes que recogen una edición corregida, y con anotaciones, de 'La forja de un rebelde', y otro, 'Palabras recobradas', que reúne diverso material: ensayos, charlas en la BBC, cartas personales y artículos para 'La Nación' de Buenos Aires.

Share

Formulario de contacto para anunciantes