Historia de la Virgen de la Paloma de Madrid

Entre las vírgenes vinculadas a Madrid, la Virgen de la Paloma es la de más moderna presencia, puesto que su historia se remonta tan sólo al siglo XVIII, cuando según la leyenda fue encontrado un lienzo representando a un mujer con ropas monjiles, con un rosario en las manos, entre un montón de leña ubicado en un corralón.

Según algunos estudiosos del tema, dicho cuadro reproducía una talla de la Virgen de la Soledad, realizada por Gaspar Becerra. Sin embargo, otros sostienen que es el retrato de una monja, hecho por su padre, antes de que su hija entrara en clausura. Hay autores que refunden ambas teorías en una y dicen que el pintor hizo un cuadro a la Virgen de la Soledad, teniendo, como modelo a una monja.

La realidad es que encontrada la pintura, llegó a manos de unos chiquillos que estaban jugando con el lienzo, hasta que Andrea Isabel Tintero, interesada por la pintura les dio unas monedas a cambio de ella. La reparó por su cuenta y, como mujer piadosa que era, la colocó en el portal de su casa.

Share